viernes, 26 de noviembre de 2010

Enric González

Enric González lee El País mientras viaja de San Sebastián a Barcelona. Blog de Javier Moltó.-
Dejemos los remilgos a un lado. A veces el periodismo es un arma maravillosa para conocer a personas a las que, de otro modo, difícilmente podríamos acceder. Un camino fácil para tocar a quien se admira. No es muy recomendable, decía Patrick O´Brien, conocer a los ídolos, porque el mito se te puede ir al garete. Pero la tentación era demasiado fuerte y, además, sabía que esta vez el padre de Aubrey y Maturin se iba a equivocar. Muchos años adorando al mito como para no intentarlo siquiera. Y el mito, lejos de evaporarse, se ha agigantado. Enric González es infinitamente mejor de lo esperado. Es la humildad personificada, un tipo amable, afable, dicharachero, conversador fantástico, con una capacidad intensísima para escuchar, atento, intrigado. Curioso para aprender de todo, incluso de la sarta de obviedades y tonterías con las que esta que suscribe podía torturarlo. Con lo que han visto sus ojos podía estar endiosado, mirar el mundo por encima del hombro, darlo todo por sabido. Qué va. Parece un niño dispuesto a empaparse de cada brizna de saber que corra por su lado, sin límites, sin correcciones políticas, sin presiones. Que es valiente ya lo demostró con aquella antológica columna. Que es inteligente, certero, sensato, lo evidencia en cada crónica, ahora, desde Jerusalén. Lo que se intuía también es cierto: que le duele el oficio, que piensa y repiensa el periodismo, que admira a sus iguales (aunque se sonroje cuando se le llama "maestro" y "pastor" y ese tipo de cosas), que le brillan los ojos al contar cómo trabaja, por ejemplo, Soledad Gallego-Díaz. Pocos periodistas llegados a su nivel son capaces de girar la vista hacia los EREs, los despidos, los sueldos bajos, las jornadas criminales... No quiere olvidar que ese oficio también es el suyo. Hay quien dirá que aún tiene ilusión porque divisa este empleo desde una atalaya privilegiada. No lo creo. De corazón sigue pensando que el periodismo está vivo y tiene futuro, distinto al que él ha conocido, nada que ver con las redacciones que pisó con 16 años, pero el oficio de contar historias sigue vivo, y necesita soportes donde poner rostro a la vida. No es un iluso ni un embaucador. No. Cree sin fisuras que se pueden "romper las costuras" que imponen la autocensura y las presiones empresariales, poco a poco, ensanchando el horizonte. Lo dice quien puso en juego su puesto, quien incomoda en la central de su periódico, quien se tuvo que venir lejos para seguir contando lo que le pasa a la gente. Y, aún así, sigue metiendo el dedo en la llaga.
Hay que decir que, además, es divertido y cuenta grandes anécdotas, que tiene una mirada limpia de prejuicios que nada ni nadie ha manchado, que escapa de la antropología barata y mira al diferente con interés desmesurado. La sonrisa que domina el rostro flaco cuando habla de fútbol ilumina media Jerusalén. Fuma pero no demasiado, un cigarro (Marlboro) a la hora, gesticula con cadencia y fuerza contenida, se pone y se quita las gafas del cerca, se hace el remolón con las fotos. Para la cita eligió el Zuni, el único restaurante de la ciudad que abre 24 horas y que hasta los ultraortodoxos se vieron obligados a respetar. Un sitio tranquilo con jazz de fondo. No pincharon a Chet Baker, pero hablamos de él. Y de religión, de Berlusconi, de crisis. De tópicos, jefes y batallitas.
El encuentro pudo darse con la tribu de corresponsales españoles que, cada poco, hace una quedada en un buen restaurante jerosolimitano, pero esta charla a dos, más tranquila, fue un regalo de mis amigos-colegas Alejandro Luque e Ilya Topper para Mediterráneo Sur. Impagable oportunidad para ver de cerca al adorado señor González. Esta mitómana convencida e irredenta se crece cuando constata que los dioses no tienen que ser de barro. Que los hay de verdad, que no mienten, que no engañan. Así que, preparaos, porque estoy insoportable estos días. He visto que la luz era limpia y verdadera. Ahora toca pelear para alcanzarla.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Más con menos

"The Wire". Quinta temporada. Tercer capítulo. Cómo hacer "más con menos" en una redacción. Demasiado duro todavía. Demasiado cercano. Hoy también soy del "The Sun".

P.D.: Y me estreno colgando un vídeo en Youtube...

lunes, 11 de octubre de 2010

La tribu

Nos bautizó Leguineche, el maestro, y con ese apodo nos conocemos. A la legua se nos ve venir, donde sea, como sea, siempre iguales, no importa la materia que se cubre, el idioma que se habla ni el país que se pisa. Dicen que los de guerra son los que mejor se amoldan a la definición. No lo creo. La tribu es la tribu, la prensa, la canalla, igual siempre, benditamente parecida a 4.000 kilómetros de donde siempre la había conocido. Con el verano de por medio, no ha sido sencillo dar con los periodistas españoles que trabajan en Israel pero hoy, gracias a la visita del ministro Moratinos y al canutazo concertado en el Hotel Rey David de Jerusalén, ha habido oportunidad de poner caras a nombres familiares de años, admirados, voces reconocidas, firmas imprescindibles. Faltaban algunas piezas clave, sí, pero allí estaban los demás, de prensa, de radio, de televisión, todos bulliciosos, charlatanes, curiosos, cada cual con su historia. Veteranos, recién llegados, con multibolsillos o en traje. La guardia (hasta eso echaba de menos) ha sido gloriosa. ¿Cómo describir la paternal e imprescindible ayuda de Eugenio García Gascón? ¿Y los consejos asombrosos de Daniel Blumenthal? ¿Cómo la camaradería radiante de Rosa María Molló, el chute de pasión en vena que supone conocer a Paco Forjas, la amabilidad en bandeja de Ana Garralda o la preguntona lucidez de Ricardo Mir de Francia? Y eso, sin contar todos los que han pasado como un huracán, deseando suerte, animando a avanzar, y a los que, lo prometo, iré controlando poco a poco (una con una flecha la columna con los "medios" y la columna con los "nombres de redactor").
Que echaba de menos a mis colegas. Sé que no son aún los que he dejado atrás, a los que tanto añoro, a los que tanto quiero, los que me han acompañado en ocho años de profesional y tres de becaria admirada, pero tienen su mismo fuego, imagino que también sus mismas miserias. Sus mismas ganas de contar. Periodistas, al fin los encuentro. Y me siento tan bien dentro de la especie...
P.D.: La foto, de la University of Southern California.-

martes, 21 de septiembre de 2010

Miguel González Quiles

A veces la vida te da segundas oportunidades. A veces puedes rectificar un fallo y tomar el hilo correcto, perdido, y reencontrarte con gente que se termina convirtiendo en imprescindible en tu camino. Sólo ocurre a veces, es un regalo extraño, pero cuando ocurre es tan extraordinario que hay que exprimirlo. Y yo no lo hice. Por eso me arrepiento de no haber pasado más tiempo cuando pude con el alma del periodismo hecha hombre, con Miguel González Quiles, mi hermano, mi compañero de sueños, de valores y de cariños. No lo supe ver cuando estaba en nuestro Correo, tímido y educado, con los deportivos. No lo supe ver, luego, en las ruedas de prensa en las que coincidíamos, ahora luciendo el escudo del Diario. Durante un tiempo no era capaz de vincular su rostro y su firma, así que día a día aprendí a admirar a un chaval de La Razón que escribía como Dios, sin reparar en que era el mismo con el que me cruzaba de cuando en cuando, siempre con una sonrisa en los labios. Creo que nuestra primera conversación de más de un minuto fue en los juzgados, en esa etapa gris que, por suerte, duró poco (el cielo tiene ganado el clan de Velis, Muñoz, García, Rodríguez y compañía). Entonces até cabos. Aquel era el periodista que hacía calar en los huesos las historias de Los Pajaritos o la Alameda. El mismo que ponía ramalazos de humor encubiertos en las crónicas del Ayuntamiento. El que siempre siempre siempre se mostraba del lado del débil, del que necesitaba su voz comprometida. Era Miguel, de La Razón, así le decía para no confundirlo con el que, por entonces, era mi más adorado Miguel González, el redactor de Defensa y Exteriores de El País.



Hubo tiempo en aquellos meses para conocerlo un poco y saber que, en el fondo, éramos iguales. Es lo que veía en sus textos, lo que me contaban los amigos que lo conocían bien, lo que me transmitía en cada corrillo, guardia o rueda de prensa. Un tipo íntegro con la vocación intacta tras años de ejercicio inestable en una ciudad que no siempre trata bien a sus genios. Luego vino Madrid, y llegó este baluarte, y aquí nos reencontramos. Aprendí a leer sus heridas, sus anhelos, sus rabias, me emocioné con sus músicas y sus versos, me quedé afónica con sus gritos en favor de un periodismo digno y sensato, limpio. Fue el compañero que más alegría que dio volver a ver al regreso al Correo, una suerte estar en Local si era para verlo más a menudo. Pese a todo, este cariño nuestro se ha forjado en la lejanía, a base de palabras y guiños. Lo cierto es que no nos hemos tomado más que una cocacola juntos, oyendo el relato de Manolo Vargas, el anciano que de niño vio cómo se fusilaba ante la muralla de la Macarena. Creo, si no me equivoco, que no temos tenido más alterne que ese, pero no nos hace falta. Nosotros sabemos lo que nos traemos entre manos. Lo sabíamos con mirarnos a las puertas del Correo en los días del maldito ERE, donde nunca faltó.



Así pasaron los días, viéndonos cada vez menos (lo que tienen los cambios de sección...), pero sin perdernos el hilo. Qué bueno acercarme por las mañanas a más de un jefe y decirle: "¿A este maestro cuándo lo vamos a fichar?". Más de uno y más de dos me daba la razón. (Y qué si no debí escribir lo que acabo de escribir, pardiez. A ver si así le suben el sueldo los suyos, o nos lo llevamos nosotros de una vez).



El caso es que, aunque ahora conozco y quiero al Miguel González de El País, mi primer Miguel, mi adorado, idolatrado, queridísimo, al único que busco en la web de su periódico (vale, y a Diego Mazón, que también es colega), es este Miguelito idealista, franco y enternecedor. No he visto a nadie querer tanto el periodismo como él, por eso ahora, en la lejanía, necesito su consejo y su ánimo, aunque sea tan chico, aunque sea a través del Facebook... Es la conciencia que necesitan todas las redacciones, el oxígeno para llegar al cierre sin contaminarnos por los intereses creados y las órdenes absurdas. Mientras quede gente como él, el periodismo estará vivo.



Hace unos días me escribió las líneas más hermosas de mi vida, inesperadas, inmerecidas. Las nuevas obligaciones me habían impedido hasta hoy responderle, al menos, diciéndole que me las pagará por hacerme llorar con algo tan bonito. Ya sé que no le llego a la suela de los zapatos, y que me tendría que prestar su pluma para poder escribir a su nivel, pero tenía que intentarlo. Siga usted escribiendo, amando, respirando, que lo necesito, que lo necesitamos. Tenga en cuenta que un día me tocará la lotería, fundaré un periódico (en papel) y necesitaré al mejor cronista del mundo a mi lado. Se le quiere.

lunes, 6 de septiembre de 2010

La exclusiva de ETA

Así es como Clive Myrie narra la manera en que se hizo con la exclusiva de la tregua de ETA para la BBC. Su relato tiene momentos increíbles, pero sabiendo cómo es de perro y sorprendente este oficio nuestro, me creo que le pasó lo que le pasó...

martes, 24 de agosto de 2010

Carlos Mendo

Carlos Mendo, fotografiado por Uly Martín en 1997.- El País.
Hace demasiados días que no arreglo este rincón, que no lo limpio, ni lo adecento, ni lo modernizo. Muchos días, complejos, de arranque, y algunos más que han de venir. Pero hoy había que escribir, lo contrario sería serle infiel al espíritu con que nació este blog: el empeño en hablar del oficio, del bendito oficio que tengo la fortuna de ejercer. Y hay que escribir porque la definición del periodismo equivale a Carlos Mendo, y porque Carlos Mendo se nos fue ayer, ha muerto, dejándonos una horfandad insólita. Parece que los buenos, los nuestros, no pueden morir, pero mueren, claro, humanos como son, brillantemente humanos, excepcionalmente irrepetibles. Ya no sé qué hacer sin sus tertulias de la SER, sin sus columnas de El País. Lo peor es que no había tenido ocasión de echarlo de menos, alejada como estoy estas semanas del runrun diario de España, enganchada a un Hora 25 a la semana como mucho (me llaman los medios de aquí, los anglosajones que tanto le gustaban a Mendo, intentando descubrir esta dura tierra). Por eso el golpe ha sido aún más terrible. Rememoro el día en que murió Carlos Llamas, el hombre que me puso en suerte a Mendo, el que me lo regaló. Allí, en Madrid, en el velatorio, en otros tiempos, vi por primera y única vez a Carlos Mendo, el señor elegante, polémico, que siempre tenía un don en la boca para sus colegas. Ahora leo y releo su biografía y descubro que hizo infinitamente más de lo que pensaba, y descubro de dónde le venía ese amor por Gran Bretaña y por Estados Unidos, y descubro la reverencia con la que lo trataban sus compañeros. Claro, era un maestro. Me enfada, por eso, el lánguido adiós que le han dado en su periódico, con apenas un par de artículos. Agosto, que es muy malo... En la radio han sido más entrañables, aunque faltaran los primeros espadas... Pero había en ellos más dignidad. La que merece uno de los pilares de nuestro oficio, liberal convencido y de derechas pero también uno de los combatientes por la libertad y la justicia más grandes que he conocido. Usted tiene parte de culpa, don Carlos, en que la política internacional me guste como me gusta, porque la alimentó en muchas noches de tertulia, amarrada a unos cascos, aprendiendo, conociendo antecedentes, pros y contras, y mucha historia, siempre, la que ponía sobre la mesa para demostrar que nada es blanco ni negro. Gracias por los años de pasión y oficio. Y por el legado, la semilla en los periodistas que hoy se lamentan por su pérdida. Nuestra obligación es seguir peleando con la misma dignidad y empeño, con el mismo cariño por la fidelidad, la exactitud y la palabra. No es poca tarea, pero qué menos que intentarlo...

sábado, 12 de junio de 2010

Adiós, muchachos

"Adiós, muchachos, compañeros de mi vida,
barra querida de aquellos tiempos.
Me toca a mí hoy emprender la retirada,
debo alejarme de mi buena muchachada..."
Adiós muchachos, Carlos Gardel.-
----------------------------------------------------------------
No he tenido fuerzas, ni ganas, ni ingenio para pasarme antes por aquí a dar cuenta de lo sucedido en mi casa, en mi periódico, en los últimos, intensísimos e inolvidables (para bien y para mal) días. Lo ha resumido maravillosamente bien, como siempre, el gran Miguelito, pero bueno, diremos algo más. En dos días acabará mi relación con el medio que durante siete años me ha permitido contarle a la gente lo que le pasaba a la gente, sus historias, sus problemas y, también, inevitablemente, las que imponen quienes mandan y deciden. Se acaba (segunda despedida) una etapa esencial de mi vida, de aprendizaje, cariño y esfuerzo. Ahora no me salen las palabras, pardiez... Todo empezó en un bar. Zumo de tomate para los jefes; café solo, que supo a gloria, para mí. Todo acaba en un aplauso a las puertas de una redacción; mismo menú para todos: lágrimas amarguísimas que saben a desencanto, rabia y angustia. Yo, afortunada, me largo a cazar un sueño. Otros, a verlas venir con dignidad. Y alguna, ay, alguna, a digerir la afrenta y la injusticia con la cabeza alta. Los que se quedan han de lidiar con la actualidad diaria, el tijeretazo en la nómina (criminal), el regusto a hiel del desencuentro, las telarañas entre los dedos que generan el cansancio, la incomprensión y la decepción. Qué duro es ver a una familia echada a pelear, que mazazo que el padre te señale la puerta.
Desde mi privilegiada posición, al borde del abismo pero con el faro bien claro al frente, sólo puedo (porque física y mentalmente os juro que es lo único que puedo hacer) reafirmar mi fe en mis muchachos, mis compañeros, mis hermanos. Sé que vuestra grandeza os (nos) salvará. Porque, sépanlo, dejo un tesoro. No sé qué carajo voy a hacer sin vosotros. Os quiero, os añoro tanto ya... Gracias de corazón por estos años tan maravillosamente intensos, los mejores.
P.D.: Nunca he sido una pesimista agorera, así que quiero pensar en un futuro luminoso, limpio, en el que brille la transparencia, la franqueza, la lealtad y la educación que nos han faltado estas semanas. Por eso, y pensando en eso, en el futuro, os dejo a una cantante de la que será mi nueva tierra; ahí va, diciendo hola, diciendo paz, diciendo esperanza.
P.D. 2: Gracias a la generosidad de esos compañeros que se han cercenado el sueldo hasta límites irrisorios para que los 13 nos vayamos con la dignidad básica. Gracias de veras por ese esfuerzo.


lunes, 7 de junio de 2010

Las periodistas valientes

Cómo me gustan, dios mío, las periodistas que hablan y sientan cátedra. Gran señora, doña Helen Thomas...

jueves, 3 de junio de 2010

Bohórquez

Primero me dio miedo, luego respeto, que se tornó admiración ilimitada y hoy es, sobre todo, un cariño verdadero, por más que no se lo diga (porque estas cosas, y depende con quién, no se dicen). A Manolo Bohórquez lo conocí en la Bienal de 2000, el año en que me estrené en el oficio, en ABC de Sevilla, el año en que de pronto entendí que, tras décadas de herencia lenta y callada de mi padre, el flamenco había acabado por ser parte de mi vida. Entonces lo miraba de lejos, con asombro por su grandeza física y por las reverencias, silencios y sombrerazos que generaba a su paso. "Es Bohórquez, nuestro crítico", me explicó con orgullo la maravillosa Mónica Rodríguez. Empecé a leerlo con fruición, y me deslumbró. Cuando dos años más tarde compartimos redacción, ya en El Correo, me arrancaba la sonrisa sólo con verlo subir las escaleras. Ya estaba allí el gran Manolo, listo con su veredicto del último espectáculo, ardiendo en las yemas de sus dedos. ¿Cómo ha ido? De respuesta, una sonrisa de medio lado, casi una mueca, un movimiento de mano (así, así), unas cejas crispadas por el enfado, un resoplido de pena o indignación, un balanceo de cabeza pesado y satisfecho mientras digería lo visto, entre su bajada del taxi y su asiento frente al ordenador, hasta las mil, para hacer la mejor crítica del mundo. Citaré al director, que se me ha adelantado en su reseña, y que recuerda un texto sobre todas las cosas: el que escribió el de Arahal cuando murió Chocolate. Lo buscaré en el archivo del periódico, porque merece la pena...


Con semejante personaje, que me propusieran cubrir las citas de la Bienal a las que Manolo no llegaba (porque no tiene aún el don de la ubicuidad y había espectáculos dobles a la misma hora y en teatros distintos) fue uno de los mayores regalos que me ha dado el oficio. La rutina de hablar con él la previa, ver los detalles de lo por venir, los posibles enfoques, las novedades, la coordinación (quién va en cada página, quién titula a dos o a una)... La memoria, si es sabia, guardará para siempre la charla de barra en el Bar Cobilla, en la esquina de Velarde y Dos de Mayo, con el señor crítico y con el bailaor Mario Maya, casi hermano suyo. La excusa era ir a recoger unas entradas para ver a Manuela Carrasco. Allí, al pie de los dos genios, escuché juicios, antecedentes, historias, ejemplos, aprendí que nunca sería capaz de entrar en la raíz de este arte como aquellos dos, pero también que, mientras existan almas flamencas como las suyas, habrá quien aprenda a querer estos lamentos y alegrías de siglos.


Si viene a cuento Bohórquez, más allá de los "a palo seco" que os he puesto en estos años, es porque ayer supimos que le han dado el Premio Nacional de Flamencología. Ahí es nada. A los buenos, insisto, siempre les llega el reconocimiento, y Manolo no es bueno, es el mejor en su especie, con sus querencias y sus atragantamientos. No hay otro. Tenemos al mejor en Crítica e Investigación, dicen los de la Cátedra de Jerez. Desde aquí nos sumamos a la felicitación colectiva que ya está recibiendo en su blog y en nuestra web. Maestro, mientras vamos ensayando para aplaudirle a compás en cuanto venga por la redacción... Se le quiere.
P.D.: la foto, de Gregorio Barrera.-

martes, 1 de junio de 2010

Esquizofrenia

Lo que se ve al fondo de esta idílica foto de novios es el Mavi Marmara, el buque de ayuda a Gaza atacado por Israel. Resultado: 14 muertos. Los novios, sin inmutarse, se hacen fotitos en la playa de Ashdod como si no pasara nada. Es la inexplicable vecindad del horror y la apatía, de la miseria y el progreso, de la muerte y la vida. Esa dualidad hiriente que convierte a esa tierra en un laberinto de sentimientos, de comportamientos, de rutinas. La inexplicable sensación de vivir en un país avanzado, con miles de servicios, culto, con afán innovador, que vive de espaldas al daño que hace al vecino palestino. La cara y la cruz... Parece una broma si no fuera tan cínico.
P.D.: La foto, robada al Haaretz, es de Reuters.-
P.D. 2: La guinda para encuadrar lo sucedido, en la pluma de Eduardo Galeano, en Página 12.-

lunes, 31 de mayo de 2010

El fin de los periódicos

El fin de los periódicos (El Buscador en R5)

Gaza

Forges pinta la barbarie y Enric la narra. Con urgencia y maestría, con rabia. De nuevo Gaza es herida abierta (nunca se cerró, en realidad). Plomo fundido, pese a sus excesos, tuvo alguna explicación de cara a la galería, pero ¿y lo de esta madrugada? No tengo nada claro lo que quiero escribir, sólo siento que de nuevo lo que ocurre en esa tierra es impresentable... Veremos.

sábado, 29 de mayo de 2010

Maestra entre maestras

"Enric es mi pastor, nada me falta", escribía hace unos días en los comentarios de esta humilde casa el inmenso Miguelito. Lo firmo inmediatamente, pero mi altar periodístico es politeísta y, entre mis dioses, hay también una dama a la que hoy hay que felicitar: Soledad Gallego-Díaz ha sido galardonada con el Cirilo Rodríguez de la Asociación de la Prensa de Segovia al mejor corresponsal. Nadie en el oficio, al menos en España, es capaz de escribir con mayor compromiso, sensibilidad y tino. Humana y visionaria, analítica y profunda, arrebatada cuando toca, cercana siempre, logra que hasta la alta política nos resulte accesible, entendible y lógica. Un siglo de estos quiero aprender a escribir como ella... Enhorabuena.

viernes, 28 de mayo de 2010

"Y mientras golpean tu fe y tu futuro en su fragua"

"Y mientras golpean tu fe y tu futuro en su fragua". Lo intentan, pero no lo consiguen, porque hay quien piensa que aún podemos "hablar de la utopía y de revoluciones". Hay hombres y mujeres que buscan (y crean) otro mundo posible. Lo han demostrado hoy con su reivindicación, su unidad y su firmeza. Sólo pidiendo la paz y la palabra. Con el apoyo de los que vienen de fuera a dar calor. Un día de certezas, de saber que la solidaridad es más que una hermosa quimera. Un día de dolor, de saber que no han sido nuestras manos, nuestra razón, nuestras palabras, las que han contado a la gente lo que le pasaba a la gente. Durísima y entrañable a partes iguales esta huelga de hoy que no sabemos dónde nos lleva. Os lo iremos contando. De momento, gracias por estar, por querer, por apoyar.

martes, 25 de mayo de 2010

Miguel

No son días para escribir nada, pero Miguel Gil merece el inciso. Era el grande entre los grandes y su pasión nos sostiene cada día. Debemos recordarlo como un mandamiento, para honrar su memoria e intentar seguir su huella. Diez años sin su aliento son demasiados, pero ahí están los demás para mantenerlo vivo.

jueves, 20 de mayo de 2010

Qué manera de palmar...

Por ofuscaciones varias no les puse el himno cuando se lo ganaron, con la Europa League, así que ahí va hoy, después de pagar con la derrota cuando menos lo merecían... De nuevo, toca atardecer en el Paseo de los Melancólicos. Pero que nos quiten lo bailao...

miércoles, 19 de mayo de 2010

Periodistas

Ojalá que los futuros periodistas se rebelen. Ojalá que a pesar de enfrentarse a un escenario complicado intuyan que hoy el periodismo es más necesario que nunca y sean conscientes de que los medios, engolfados con el politiqueo, están ignorando esas historias anónimas que definirían el extraño momento que estamos atravesando. Ojalá que no sean cínicos, que ejerzan una crítica implacable contra esos personajillos que desde hace tiempo inundaron las pantallas y no han servido más que para sembrar la creencia de que es legítimo ganar dinero sin hacer el mínimo esfuerzo. Ojalá que no sean mansos y no se dejen arrastrar por esa corriente venenosa que consiste en acudir a las ruedas de prensa para tomar nota sin rechistar. Ojalá que sean tan honrados como para desconfiar del político que les paga un viaje convirtiéndoles en parte de su corte. Ojalá que entiendan que el mejor periodista, en contra de la práctica tan habitual en España, es el que se mantiene lejos del poder, no el que alardea de estar en la pomada. Ojalá que defiendan la dignidad de su oficio y que aspiren a ser profesionales y no eternos amateurs. Ojalá que tengan el amor propio necesario como para dar más de lo que se les pide, y que no lo hagan por el medio sino por ellos mismos. Ojalá que entiendan que en esta situación económica que va a cambiar la vida de varias generaciones es necesario darle voz a los olvidados y sólo un buen periodista puede hacerlo. Dada la precariedad del empleo, la docilidad es tentadora, pero ojalá que no sean dóciles, porque al margen de la invasión de los opinadores, que de manera gratuita exaltan (exaltamos) los ánimos de los ciudadanos, nos hace falta información. Ojalá que haya una nueva generación batalladora que demuestre que el periodismo sigue vivo, que a lo mejor los que estamos un poco muertos somos nosotros.
Elvira Lindo.

Viva el ingenio

A quien haya tenido la chispa de hacerlo, gracias... Al menos nos ha arrancado una sonrisa.

martes, 18 de mayo de 2010

Por Daniel

Periodista y judío, una mala mezcla para el Pakistán de 2002 (y de hoy). Así acabó como acabó el colega Daniel Pearl. Él, sus compañeros y su gente merecían al menos este guiño. Por Mariane y por Adam, testimonio vivo de un reportero maravilloso.

lunes, 17 de mayo de 2010

De vuelta

Que por qué no escribo, suena la mañica Esme al otro lado del teléfono. Hombre, pues se me ocurren, así, de golpe, unas cuantas razones de peso para explicarle. Ella me insiste: si el que canta su mal espanta, el que escribe hace lo propio. Igual tiene razón. Sin embargo, no han sido las letras las que me han dado fuerzas hoy para volver al blog, no. Ha sido cosa de la solidaridad, de la sonrisa y el aplauso de los colegas que esta tarde han venido al periódico a ayudarnos en la batalla (todo sigue sin novedad, os informo). Saber que hay compañeros de todo tipo y condición, nuestros, antiguos, de la competencia, que están a nuestro lado, eso ensancha el alma y hace que recuperemos la fe. Al menos sabemos que no estamos solos, aunque siga haciendo mucho mucho mucho frío. Por eso, de corazón, gracias a todos.

sábado, 1 de mayo de 2010

Judaizantes

Los nombres de los 169 judíos que fueron mandados quemar por el tribunal de la Santa Inquisición están serigrafiados desde ayer en la fachada de la Casa Sefarad de Córdoba. Un acto de justicia poética con los profesionales que, entre 1483 y 1733, perecieron en la hoguera. En un muro de la calle Judíos se estamparon los nombres y fecha de muerte de costureras, joyeros, mercaderes, sastres y traperos, entre otros, además de mendigos y mujeres que fallecieron por ser esposas de acusados. En algunos casos, las víctimas fueron relajadas, como denominaba el tribunal, en estatua. De esta forma, si ya habían fallecido, se podía confiscar sus bienes. De El País.
P.D.: La foto, de F.J. Vargas.-

viernes, 30 de abril de 2010

Nuestros culturetas

Hay rayos de sol en estos turbios días: los compañeros de Cultura han sido distinguidos con el Premio de la Asociación Feria del Libro de Sevilla. Lo recogerán el 16 de mayo. Unos máquinas que están hechos. Ya sabíamos del talento de los habituales (con devoción particular para Luque, qué queréis que os diga), pero es que hoy mismo hemos descubierto que hasta los becarios nos salen artistas. Enhorabuena, compañeros.

jueves, 29 de abril de 2010

Sea

En estos días inciertos en los que uno no sabe si recurrir al estoicismo, el realismo o el catastrofismo, he recordado este tema de Drexler, que tiene efectos balsámicos. "Lo que tenga que ser, que sea. Y lo que no, por algo será". Ánimo...

miércoles, 28 de abril de 2010

ERE

Es la quinta o sexta vez desde ayer que inicio esta entrada y tampoco sé si podré acabarla ahora. Es muy sencillo hablar de las desgracias ajenas, pero tremendamente complicado cuanto te tocan de cerca. Como muchos sabréis ya, la empresa propietaria de mi periódico, El Correo de Andalucía, presentó en la mañana de ayer un ERE por el que plantea el despido de 22 trabajadores. Por más que la crisis amenazase tormenta, la cifra es tan elevada que nos dejó enmudecidos, hundidos, descorazonados. "Es como si te cae un meteorito en la cabeza", como dijo gráficamente uno de los jefes. Ya sabemos que las empresas informativas, más allá de la materia a la que se dedican, son eso, empresas, y se rigen por la cuenta de resultados; ya sabemos que no es sencillo para nadie firmar 22 despidos; ya sabemos que son malos tiempos para todos entre la recesión y el cambio de modelo periodístico... Pero cuando sabes que a esos 22 despidos del titular les pones cara (con sus hijos, sus hipotecas, sus sueños) o eres tú misma, entonces lo anterior no consuela. Esperar y confiar, decía San Agustín. Y pelear. Queda un mes por delante para amortiguar el golpe en la medida de lo posible. De momento, hasta mayor novedad, sólo me queda dar las gracias a los colegas y amigos que no paran de llamar, a medio camino entre la prudencia y el pésame, y que hasta se movilizan (gracias, Tacho) para darnos calor.

lunes, 26 de abril de 2010

Joseph Mitchell

Fallo garrafal, ya, pero no tenía ni idea de quién era Joseph Mitchell, uno de los imprescindibles del periodismo por lo que luego he tenido oportunidad de descubrir. Me lo ha regalado un viejo recorte del Babelia (viene bien de vez en cuando limpiar los armarios), firmado por Lawrence Weschler, en el que dan cuenta de un libro suyo, El secreto de Joe Gould (Anagrama), que hasta ahora no era para mí más que una película recomendada hasta la saciedad por algunos buenos colegas. Lo que he sentido en sus palabras es la cercanía del plumilla a la calle que se patea cada día, representada en los mendigos de Nueva York. Oficio de calle, mirada y empatía. Un todoterreno que no se entretenía en las moquetas de los despachos. Un testimonio, otro más, de que si se quiere, se puede hacer algo digno.

P.D.: La foto, del New York Times.

domingo, 25 de abril de 2010

Enric González

Es el mejor ejemplo de periodismo certero, comprometido, lúcido, independiente, elegante que tenemos en España. Los que necesitamos un chute en vena de buen oficio para avanzar cada día peregrinamos hasta su columna (a veces tan respondona) sabiendo que, al final del camino, está la respuesta a nuestra fe. Sí, existe, el periodismo está vivo en Enric González. A sus libros adorables, a sus entrevistas afinadas, a sus crónicas humanísimas, ahora suma un motivo más para quererlo: su destino. Se nos ha ido a Israel (ay, afortunado) para contarnos la realidad de esa tierra. Al fin lo tenemos dando cuenta de aquel laberinto en las páginas de El País y en un blog imprescindible. ¿Se pueden contar mejor las cosas? Qué va...

Editorial

Huesos, de Pedro Guerra. Para las familias, para la memoria, para el juez.

viernes, 23 de abril de 2010

Ora, Abram, Ilan, Adam, Ofer, Ofer, Ofer...

Pasado el 23 de abril, este Día del Libro, os propongo la lectura de La vida entera (Lumen), la última obra de David Grossman. Es, con mucho, la novela más enternecedora, emotiva, dura, atrayente, apasionante, que he acabado en años. Con Israel de fondo, para más señas. Ora es ya, para siempre, una de las mujeres indispensables en mi estantería, con sus compañeros, humanidad pura (Abram, Ilan, Adam y Ofer... siempre Ofer). Saber que Grossman perdió a su hijo Uri en la guerra con Líbano justo cuando escribía esta historia estremece, porque cada línea se lee con la irreparable certeza de la pérdida. Pese a eso, construye una obra luminosa, enérgica, esperanzadora (siempre hay cabos que atar, aunque pasen demasiados años). Es demasiado hermosa para que nadie se olvide de ella. Leer a Grossman debería ser un deber universal.

jueves, 22 de abril de 2010

Historias

Nuestro oficio consiste en contar historias, las mejores posibles, lo mejor posible. Un ejemplo os dejo para alegraros el día y demostrar que es posible encontarlas: lo demuestra Munárriz, el grande.

martes, 20 de abril de 2010

Defensa

Lo decía ayer mismo Antonio Yélamo: aún no somos capaces de valorar en Andalucía (ni en todo el país, por extensión) la riqueza que aportan las Fuerzas Armadas a un territorio. Pero ahí están. Lo triste es que parece que sólo salen a la luz con la desgracia, porque ayudan (ejemplo: la UME) o porque se dejan la vida en el empeño (como ha ocurrido con los marineros muertos en Haití). ¿Cuántos de los políticos que hoy miraban a las viudas sienten de verdad el valor de estos ejércitos? ¿Saben siquiera lo que hacen, conocen su labor? ¿A qué viene tanta lejanía y desapego, como si el uniforme provocase urticaria? Frente a los que afrontan la política de Defensa como una obligación pesada, lejos del convencimiento, la mirada de esta infante de Marina de Rota, rota en el funeral de Estado de esta mañana. Mirándola se les entiende aún menos.
P.D.: La foto, de Jaro Muñoz (EFE).
P.D. 2: Y enhorabuena a los compañeros premiados con el Ortega y Gasset. Mucho que aprender de ellos...

sábado, 17 de abril de 2010

Egunkaria

Interesante el Vida y artes de hoy en El País. ¿Qué pasa cuando se cierra un medio? ¿Cómo se restituye el daño causado? Reconozco que el caso Egunkaria, al hilo del que se publica el reportaje, siempre me ha causado sentimientos encontrados: será que la repulsa que me genera cualquier atisbo de apología del terrorismo me lleva a alinearme inmediatamente con quien trata de perseguirla, el juez Del Olmo, en este caso. Mal hecho, ya sé, pero la víscera a veces lleva a olvidar la presunción de inocencia. La sentencia del caso demuestra que una cosa es la línea editorial (que todos tenemos) y otra apoyar el asesinato, el secuestro o la extorsión. Con no comprarlo teníamos suficiente. No era el cierre lo que se merecían. Pero eso no lo vi entonces. Que no todo es blanco o negro, ya lo sé...
P.D.: Y aunque valga de poco (porque lo mismo hizo su antecesor, el señor Chaves, y aún estamos esperando) habrá que agradecerle al presidente Griñán su "apoyo" al futuro Colegio de Periodistas de Andalucía.

miércoles, 14 de abril de 2010

Periodismo humano

Hace demasiado que les debo una entrada como dios o el diablo mandan. Se lo merecen, porque su empresa es titánica: devolver la decencia, la humanidad, la cercanía a nuestro oficio, tan enmoquetado, tan encorbatado, tan lejano últimamente. El proyecto Periodismo Humano, amparado por el admirado Javier Bauluz, es un ejemplo de que aún quedan fuerzas y ganas y empeño en contar a la gente lo que le pasa a la gente sin intereses de por medio, salvo lo justo para ganarse el pan. Más allá de su contenido (acertado, variado, distinto, más vivo y más ciudadano que cualquiera que se publique en la prensa española de hoy), tengo debilidad por uno de sus redactores, Juan Luis Sánchez, compañero de sueños, ojos atentos, curiosidad febril, escritura precisa y combativa. Por eso os lo recomiendo, por cariño y porque son la esperanza del gremio, porque nacen con ansia de justicia, porque lo que otros hubieran mantenido como una quimera voluntarista ellos lo han cuajado en una realidad comprometida. Que os lo cuente mejor Maruja, que para algo es la maestra. Ánimo, compañeros, valor y fuerza en la batalla.

martes, 13 de abril de 2010

Seguiremos informando

La editorial Catarata acaba de hacernos un regalo maravilloso al publicar Seguiremos informando, una obra coordinada por Aurelio Martín en la que pasa revista a 25 periodistas galardonados con el Premio Cirilo Rodríguez. La recomendación sobra, no hay más que leer la lista de articulistas: Manu Leguineche, Rosa María Calaf, Enric González, Juan Jesús Aznárez, Diego Carcedo, Pedro Altares... Otro libro más para dejarnos la nómina en papel.

P.D.: el vídeo, de la fantástica Rosa Jiménez Cano.

lunes, 12 de abril de 2010

O paraiso

Subi a escada de papelão
Imaginada
Invocação
Não leva a nada
Não leva não
É só uma escada de papelão
Há outra entrada no Paraíso
Mais apertada
Mais sim senhor
Foi inventada
Por um anão
E está guardada
Por um dragão
Eu só conheço
Esse caminho
Do Paraíso

Pedro Ayres Magalhães (letra y música) + Teresa Salgueiro (voz).-

viernes, 9 de abril de 2010

Periodista: léase "Borja"

Un periodista debe ser incisivo, saber preguntar, tener don de gentes, un punto de descaro, una pluma digna, disponibilidad total, curiosidad a raudales, interés por su materia y por la gente a la que se la cuenta, una mirada limpia de ideología y un escepticismo notable. Comparto aquello de que las malas personas no sirven de verdad para el oficio y, si lo ejercen, que casos hay, no lo hacen con la plenitud que debieran. Todo lo anterior, todo lo bueno que ha de tener un profesional, entra en la definición de Borja Díaz-Merry, el mejor redactor de Defensa de España, el más completo, el de mayor futuro, el más comprometido. Conocerlo es adorarlo. Ahora lo tenemos inmerso en la nueva aventura de un blog que prometemos leer a diario. Os lo propongo porque sé que nunca defrauda. Ahí está el bueno entre los buenos, el mejor entre los mejores. Con lo chico que es el tío.

lunes, 5 de abril de 2010

Regreso a Meung

"El primer lunes del mes de abril de 1625, el burgo de Meung, donde nació el autor del Roman de la Rose, parecía estar en una revolución tan completa como si los hugonotes hubieran venido a hacer de ella una segunda Rochelle. Muchos burgueses, al ver huir a las mujeres por la calle Mayor, al oír gritar a los niños en el umbral de las puertas, se apresuraban a endosarse la coraza y, respaldando su aplomo algo incierto con un mosquete o una partesana, se dirigían hacia la hostería del Franc Meunier, ante la cual bullía, creciendo de minuto en minuto, un grupo compacto, ruidoso y lleno de curiosidad...".
Feliz aniversario, dumasianos...

Rabia

Leo que el Ejército de EEUU mató en Irak a un reportero de Reuters porque sí, porque se defendía de "fuego hostil". Qué mala es la prensa... Ni siquiera puedo soltar un discurso sobre la cuestión. Me anega la rabia. Recuerdo una cámara confundida con un lanzamisiles en el Hotel Palestina de Bagdad. A José Couso, que mañana cumplirá siete años muerto, como hoy se hacen de la muerte de Julio A. Parrado. Rabia a flor de piel. Demasiadas bocas calladas.

martes, 30 de marzo de 2010

Margaret Moth

Es un mito viviente, aunque un cáncer se la haya llevado por delante. Se llama Margaret Moth y ha sido durante décadas la mejor camarógrafa de guerra de la CNN. Herida en Bosnia (le destrozaron la cara), regresó al frente en cuanto pudo. "Valiente, no temeraria", como relata hoy La Vanguardia, que se hace eco de una de sus frases, dura y maravillosa: "Es indiferente si muero en seis semanas o en 20 años. Lo importante no es hasta cuándo vives, sino poder decir: le he sacado todo el jugo a la vida". Su casa le ha dedicado un especial que da fe de la intensidad con la que se jugó el tipo. Vivir para contarlo. Claro que merece la pena.

sábado, 27 de marzo de 2010

Goodstein y Callender

Hoy son mi pareja favorita de la prensa estadounidense. Son los chicos, Laurie y David, que han destapado el caso de abusos sexuales de religiosos a niños en EEUU, abusos que conocía perfectamente el gran Papa Ratzinger. Dice el santo padre que sufre un acoso mediático y que los del NYT son unos mentirosillos. Claro, claro... Qué malos son los mensajeros, y más si son judíos... Viva el periodismo bien hecho.

Buenas noticias

Hombre, no son como para tirar cohetes, pero alguna alegría nos dan estas líneas en estos perros tiempos, malos para la vida y el oficio. Un rayito (timidísimo) de sol en pleno shabbat.
P.D.: Por cierto, que vaya con mis primos, de nuevo buscando plomo fundido en Gaza... Ay.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Misterio 19

La página que me ha regalado César es una maravilla, una rara joya de alguien que sabe, quiere y entiende de novela de misterio, aventura y folletín. Una delicia para los que amamos el XIX. Disfruten...

martes, 23 de marzo de 2010

Las cosas claras

Hemos aguantado (unos en carne propia, otros como colegas dolientes) el asedio al que ha sido sometido en los últimos días el enorme Pepe Gómez Palas a raíz de su entrevista con Barbeito. El Correo ha aguantado para poner las cosas claras ante la sevillanía confusa, que no sabía si creerse al pregonero o al mensajero. El periódico, mi periódico, se ha guardado las vísceras unos días (la rabia me hace pensar que demasiados) y ahora, pasado el boato del Maestranza, toca poner cada cosa en su lugar. La dignidad del trabajo bien hecho, en un lado. Las mentiras de un arrepentido, en el otro. Mejor que yo lo ha contado el editorial que hoy, al fin, hemos dado a la prensa, y sobre todo, la propia voz de Barbeito, sin cortes ni lima, sin ácido ni condimento amarillo. Su voz, su palabra, sus consecuencias. Periodismo frente a manipulación. Todos sabemos cuál es la trinchera acertada.

Morenatti en Huelva

LATITUDES. FESTIVAL FOTOGRAFIA HUELVA 2010
LA EXPOSICIÓN “PALESTINA-AFGANISTÁN”, DE EMILIO MORENATTI ESTARÁ EN HUELVA HASTA EL 11 DE ABRIL
Amplia su tiempo de exhibición por deseo del autor y a petición del público
La exposición PALESTINA- AFGANISTÁN, en la que se presenta una excelente selección de imágenes tomadas por el fotoperiodista español Emilio Morenatti, estará en la Sala 1 del Museo Provincial, hasta el próximo 11 de abril, ampliando así la presencia prevista en Huelva, como parte de la programación de LATITUDES. FESTIVAL FOTOGRAFÍA HUELVA.
Con ello, el fotógrafo y la organización del Festival, atienden la petición de muchos onubenses, que con su presencia en las salas, han reconocido la calidad de su trabajo fotográfico y la aportación que hace al conocimiento de la realidad de unas de las zonas más conflictivas y tensas del mundo.
Durante su estancia en Huelva, Emilio Morenatti ha tenido la oportunidad de comprobar el cariño con que ha sido recibido y el interés que han despertado sus fotografías, por lo que, en reconocimiento a los onubenses y al éxito que un año más supone LATITUDES. FESTIVAL FOTOGRAFÍA HUELVA han aceptado prolongar su exposición, que en principio iba a cerrar sus puertas el próximo 31 de marzo.
Morenatti, que se ha mostrado emicionado porque sus fotografías se presenten por primera vez en un Museo y compartan programación y espacio con exposiciones dedicadas a grandes autores como Robert Capa y Robert Doisneau, ha regalado también a Huelva una charla coloquio en la que, durante dos horas ha presentado una selección de sus últimos trabajos en Afganistán, y ha contestado a cuantas preguntas le han hecho quienes en la noche del pasado lunes, llenaban en salón de actos de CajaSol, en esta capital. En la mañana del martes ha visitado su exposición y ha tenido encuentro con medios de comunicación de toda España. Además, ha visitado la exposición RETROSPECTIVA que se dedica a Robert Capa, que también estará abierta hasta el 11 de abril en las salas 2,3 y 4 del Museo Provincial de Huelva.
Aunque han sido muy numerosas las peticiones que se han hecho a la organización de LATITUDES. FESTIVAL FOTOGRAFÍA HUELVA para prorrogar otras exposiciones, la excepcionalidad de casa una de las doce exposiciones que ha traído este año y la imposibilidad de adecuar los compromisos para la presentación de algunas en otros países y la programación de los espacios culturales de la ciudad de Huelva, han hecho imposible, salvo en el caso de las exposiciones de Robert Capa y Emilio Morenatti, gracias a la generosidad de Emilio Morenatti y la colaboración del Museo Provincial, modificar el calendario previsto.

jueves, 18 de marzo de 2010

Vicios

"He llamado al hábito de leer demasiado, y de leer cosas sin sentido, un vicio. Y se trata de un verdadero vicio, comparable al de consumir morfina. Le lectura (de periódicos, revistas y ficción) es nuestro opio y anestesia universales. No leemos para estimularnos a pensar, sino para prevenir el pensamiento; no para enriquecer nuestras almas, sino para matar el tiempo y distraer la percepción; no para estar completamente vivos, sino con el fin de permanecer menos vitalmente conscientes de la realidad circundante. La impresión barata ha inundado el mundo con un respetable sustituto del alcohol y la cocaína. La lectura, que debería ser el alimento del alma, ha sido degradada a una droga espiritual. Si los políticos utilizaran un poco la razón, añadirían periódicos y revistas a la lista de intoxicantes degradantes, cuyo tráfico debería ser prohibido o al menos estrictamente controlado".

Aldoux Huxley. Vanity Fair, agosto de 1930.-

miércoles, 17 de marzo de 2010

Al otro lado

ETA también mata ya al otro lado de la frontera. Dice Ares que el atentado de anoche demuestra la "desesperación" de la banda. ¿Son los estertores del moribundo? Muchos años llevamos diciéndolo, pero la muerte siempre regresa. Y ahora golpea también a los que nos ayudan a combatirlos. Un nombre francés se suma a la lista de casi 900 muertos de ETA. El primero. Ojalá que el último, en el idioma que sea. Su lealtad y colaboración hacen que un gendarme duela tanto como un guardia. Uno de los nuestros.

martes, 16 de marzo de 2010

El norte del oficio

Ya me dio el aviso mi compañera Amalia Bulnes el jueves por la noche. Miguel Delibes estaba mal, peor que nunca, y su muerte era inminente. Estábamos preparando el congreso extraordinario del PSOE-A, o lo que es lo mismo, llevábamos días encerrados en la irrealidad de la pelea política. Su llamada me bajó a la tierra, a la calle, a la verdad, en un instante. Nos fuimos con el cansancio en el cuerpo y la cabeza puesta en repartos territoriales, currículos y afinidades, en familias socialistas, en cuotas y caprichos. Despertamos temprano, y la noticia se confirmó. Delibes -la vida, el periodismo-, se había ido. Decir que lo adoraba es poco (sí, ya sé que soy una maldita mitómana, pero esto es distinto). Toda la vida llevo soñando con un periódico dirigido por don Miguel, con reporteros como Manu Leguineche y cronistas del nivel de Pacumbral. Aquel Norte de Castilla era, es, mi norte particular. Su mayor virtud era ser calle, ser pueblo, por eso sabía verlo y contarlo, porque nunca se engoló con el tono de los poderosos ni se le enredaron los pies en las alfombras del mando, sino en el fango del pobre, en la acera rota del vecino. Otros han descrito con maestría su valor para el oficio y para la literatura, así que poco importan mis palabras. Da igual, pero a vosotros os cuento que sé de memoria párrafos sobre la libertad de El hereje, que si tengo conciencia social es por leer Los santos inocentes con 14 años (ese campo castellano, tan similar al de mis padres), y que no me canso de usar Madera de héroe, el mejor alegato pacifista de la historia, en mi argumentario. Se ha ido la voz, pero queda el eco, se suele decir. Pese a ello, hoy el oficio, sin él, es más pobre, menos claro, más artificioso. Volvamos al origen, reaprendamos del Nobel sin Nobel, del alma del periodismo y del castellano.

P.D.: La portada, de Público.-

Verdad

Mucho revuelo está causando en nuestra sacrosanta Sevilla la entrevista de Pepe Gómez Palas al pregonero de la Semana Santa de este año, Antonio García Barbeito. No juzgo el contenido, ni cofrade ni religiosa soy y me importa bastante poco lo que digan uno y otros, pero sí creo necesario defender al compañero, excelente, solvente, referencia en su materia. Si Pepe publicó lo que publicó, es que es verdad. No hay otra. Así lo reconocen hasta en la mal llamada competencia, y que llegado han demostrado ser, sin duda, compañeros. Ahí estamos todos, en el lado bueno, sabedores de que no hay error posible. Vemos, oímos y contamos. Sin aditivos. Y Pepe lo hace infinitamente mejor que muchos. Adelante, compañero, siente con orgullo la satisfacción del deber cumplido. Que otros sean esclavos de sus palabras.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Los andaluces (y los malasios) también lo reclamamos

PRÍNCIPE ASTURIAS
Manu Leguineche, propuesto al Príncipe de Asturias por los periodistas vascos

Bilbao, 10 mar (EFE).- La Asociación de Periodistas Vascos propondrá para la concesión del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades del 2010 al periodista y escritor vizcaíno Manu Leguineche.

A través de una nota, la citada agrupación profesional ha destacado los más de cuarenta años de labor periodística de Leguineche (Arrazua, Gernika, 1941), especialmente como reportero de guerra, ya que lograba provocar la "empatía del lector" con las víctimas de cualquier conflicto.

"Leguineche representa, internacionalmente, la figura del periodista incansable, independiente y comprometido que no ha cesado en su empeño de vivir y contar la realidad de primera mano, implicándose en duros contextos y transmitiéndolos con sensibilidad", indican los periodistas vascos de su candidato.

Además, han considerado que el fundador de las agencias de noticias Colpisa y Fax Press, "es uno de los grandes periodistas de nuestro tiempo y ha sabido crear un estilo tan personal como atractivo para las grandes audiencias.

Manu Leguineche es autor de innumerables textos que relatan sus experiencias por todo el mundo y la asociación que le propone ha subrayado que "sus libros han sentado las bases de un nuevo género en nuestro país, convirtiéndolo en un maestro indiscutible del periodismo literario".

Galardonado con la Medalla de la Orden del Mérito Constitucional 2007, su obra ha recibido el Premio Nacional de Periodismo, el Pluma de Oro, el Cirilo Rodríguez, el Godó, el Julio Camba el Ortega y Gasset, el premio FAPE de Periodismo y el Premio Periodistas Vascos 2007. EFE

jueves, 4 de marzo de 2010

El jefe en Cádiz, toma II




Arturo Pérez-Reverte, durante la presentación, hoy, de El asedio, en Cádiz. La primera imagen es en La Caleta, y las otras dos, en el Real Teatro de las Cortes de San Fernando. (Un regalo para las gallinitas...).-

El jefe en Cádiz, toma I

ANDALUCIA.-Cultura.-Pérez-Reverte dice que 'El Asedio' es una novela sobre "el corazón humano" y "la España que pudo ser y no fue"
El escritor anuncia la séptima entrega del Capitán Alatriste para dentro de "menos de un año"
CADIZ, 4 (EUROPA PRESS)
El escritor Arturo Pérez-Reverte presentó hoy en Cádiz su nueva novela, 'El Asedio', a la que se refirió como una novela "de géneros" y no histórica, pese a que la trama transcurre en el Cádiz de 1811 y 1812. Según dijo, la historia trata principalmente "sobre el corazón humano, sobre las oscuridades del ser humano" y también sobre "la España que pudo ser y no fue".
En declaraciones a los periodistas durante la presentación de 'El Asedio' en el Ayuntamiento de la capital gaditana, Pérez-Reverte explicó que se trata de su obra más extensa y que es "la suma" de todos su libros anteriores, con "enigmas, intriga, suspense", siendo al mismo tiempo una novela de aventuras y bélica, pero también romántica, científica, marítima...
Contextualizada en una España "en un punto de inflexión", la trama muestra un Cádiz "más oscuro y más complejo" que el de su extendida imagen "amable, siempre turística y amable". Así, la historia transcurre en una ciudad que casi ha doblado su población debido a la guerra y, mientras, los diputados de las Cortes alumbran La Pepa, la primera Constitución promulgada en España.
Pérez-Reverte señaló que sus héroes vuelven a ser "héroes cansados" que "tratan de sobrevivir". Así, los protagonistas de 'El Asedio' son un policía corrupto, la heredera de una importante casa comercial gaditana, un capitán corsario de pocos escrúpulos, un taxidermista misántropo y espía, un enternecedor guerrillero de las salinas y un excéntrico artillero.
El autor detalló que 'El Asedio' es "la novela de una ciudad que no es lo que parece", con "misterios, con peligros, con lados buenos y malos", aprovechando que el trazado actual de Cádiz corresponde "casi exactamente" con el trazado de hace 200 años para mover en ella a sus personajes.
En este sentido, aclaró que 'El Asedio' "no es el asedio de Cádiz, sino el de toda una Bahía", recordando que "la guerra de verdad" no estaba en la capital, sino en otros lugares como las salinas de San Fernando.
UNA EPOCA TRISTE
Arturo Pérez-Reverte manifestó que le resulta "muy triste" conocer la historia de la España de los siglos XVIII y IXI, puesto que es "darte cuenta de lo que nos ha faltado para ser un país como dios manda". Según dijo, Cádiz era "especial" porque era una ciudad "moderna, abierta al mundo, al exterior, en la que no mandaba la aristocracia de la sangre ni el clero, sino las personas que trabajaban y una burguesía productiva y moderna que abría una puerta al futuro".
Asimismo, se refirió a Cádiz como la ciudad que, por ejemplo "abolió la tortura" y lamentó que "no contagiase al resto de España" y que "el experimento gaditano, que tantas puertas abrió, no fuese lo lejos que debería haber ido".
Sobre los políticos de Las Cortes y de la época, dijo que "eran cultos", volviendo a calificar de "triste" el "contraste deplorable" existente con la clase política actual, ya que, en su opinión, hay un "evidente analfabetismo" en "buena parte" de la misma.
VUELVE ALATRISTE
Sobre la posibilidad de llevar 'El Asedio' a la gran pantalla, Pérez-Reverte manifestó que ya se lo han propuesto, aunque se trata de una película "demasiado cara y compleja", añadiendo que "no están los tiempos para ese tipo de producciones".
El escritor descartó, en un principio, escribir más novelas sobre esta época histórica y anunció que, "si vivo lo suficiente y no me lleva el diablo", en cuestión de "menos de un año habrá un Alatriste", que ya sería el séptimo.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Bajo sospecha

Ahora dicen que no todo lo que hizo o escribió el maestro Kapuscinski era verdad. De nuevo, la sospecha tras la muerte. No sé si es verdad o mentira, pero duele y ofende. Dudo de su veracidad porque la verdad se siente en cada línea. Si se me cae otro mito, no sé qué hago. Mantengamos los ídolos y los sueños. Ayudan a vivir.

martes, 2 de marzo de 2010

La tribu desolada

Mientras los demás dormían, Eloy Saravia y Ramón Siguan hablaban de lo de siempre, de periodismo, periódicos y periodistas. La piedad, como es habitual en la profesión, estaba ausente de sus comentarios.
- ¿Has visto la lista publicada en Suiza de los periodistas enrolados en la CIA? Viene Lorenzo Esquivias.
- Y César Durán…
Y después charlaron de lo mal que lo había hecho Héctor Miranda en Nicaragua; de las sospechas que existían entre la profesión en torno de Celso García. (Ése, dijo Saravia, ha escrito las crónicas del Irán desde un apartamento de Majadahonda, con ayuda de la Enciclopedia Británica y France Inter); del pánico que sufrió el gran Mario Molinos cuando mataron al pobre Bill Stewart en Managua; de lo mucho que tardaba Estanislao Cunill, “un estreñido intelectual”, en llenar dos cuartillas; de la borrachera que le evitó a Luis Répide dar la elección del Papa a su emisora, hasta el punto de llamar un día después para decir con voz de resaca “todavía no hay fumata blanca”. Como siempre, aquel comienzo tuvo un efecto terapéutico. Se sintieron más relajados. Ramón encendió un cigarrillo de mandanga. El tema de las separaciones de parejas, epidémicas desde la muerte de Franco, ocupó los minutos siguientes de su conversación. Eloy inclinó el respaldo de su asiento y se colocó una almohadilla a la altura del cogote.
- Es que esta profesión, con las horas cambiadas, los cruces de línea, la necesidad de afirmación, las oportunidades que surgen en el camino, es una profesión de solteros. Ellas no nos entienden, de posesivas que son. Menos mal que María Luisa está en Gandía con los niños. Por cierto, sabrás que esperamos el cuarto.
Pasaron a hablar de dinero, de sueldos, del precio de las dispositivas, del cálculo de las cantidades que el pluriempleo procuraba a algunos ilustres compañeros. El diálogo sobre este tema, insólito 15 o 20 años atrás, cuando el oficio era una condena a la pobreza, les ocupó largos minutos. Entonces Ramón Siguan sufrió un acceso de autocrítica:
- No explicamos bien el rollo político. Claro que los diputados o los partidos tampoco nos ayudan mucho. El lector no se motiva, no traga. Le bastan y le sobran la tele o la radio. Se expone todo con gran confusión, sin pedagogía, sin emoción. Todo lo resolvemos con entrevistas a los políticos. Se adula o se denuncia a veces sin fundamento, se toca de oído, las páginas de opinión están en manos de politicastros, proliferan las columnas con voluntad de estilo literario, pero sin noticias. Todo el mundo se mira el ombligo porque descubre que su firma en un diario remoto es sensible al diputado Régulez. No es extraño que los chicos de la Facultad quieran entrar en Seguridad Social y poco más. ¿Quién estimula a las redacciones? Los directores están en los cócteles o al teléfono, y como es ley de vida, los subdirectores intrigan para ser directores, y los redactores jefes, subdirectores; y los redactores, redactores jefes. Hay paro, claro que hay paro. En la estimación de la sociedad tenemos la mala prensa de siempre, aunque ganemos más dinero. Ahora los sobres no llegan sólo a las mesas de algunos críticos taurinos y deportivos, sino a las secciones de política nacional procedentes del fondo de reptiles, y no digamos a la de economía. (…)
Entraron después en la fase autocompasiva.
- Nadie nos quiere, nos odian los abogados, los ingenieros, los escritores, los diplomáticos, los médicos, los políticos y yo creo que hasta nuestras propias parientas. Y las duquesas. “Pobrecillos, que pasen y tomen algo, estarán muertos de hambre”. Si los periódicos no existieran no habría que inventarlos. Sí -remachó con dolido acento-, vivimos entre el odio de los talleres abajo y el desprecio de los empresarios arriba. ¿Y el ambiente que se respira en las redacciones? Oficinas siniestras…
- Y no te olvides de los lectores y de los propios compañeros. Se nos cae el pelo (Saravia tenía una calvicie del 60% de la superficie craneal), sufrimos del corazón y del hígado, nos atiborramos de pastillas contra la gastritis, caveds, ervasil, rennie, normogastril, secrepat reforzado con sabor a limón o menta, dogmagel, para espasmos gástricos, estados de ansiedad, insomnios de origen digestivo, meteorismo, aerofagia, lengua saburral, hipocondría, neurosicoastenia, colitis, insuficiencia hepática. Esperanza de vida, 55 años, inferior si te descuidas a la que alcanzan los pilotos de carreras. (…)
- Pero los lectores –decía Saravia- están igual que nosotros, son tan perezosos mentales como nosotros, han desertado de los kioscos. Para los dueños de los periódicos la culpa es nuestra, para nosotros es sólo suya. Esto no tiene remedio. Mientras tanto, los chicos de la Facultad hacen cola a las puertas de la radio y la tele, los diarios y revistas, con un punto de anemia en los ojos.
- Y confunden un reportaje con un editorial.
Sólo les faltó llorar.


Manuel Leguineche. La tribu (Guinea Ecuatorial, 1979-1996).- Espasa Calpe.

lunes, 1 de marzo de 2010

El debate

Prensa de papel, prensa digital. Es el debate de nuestros tiempos, que el sábado tuvo una interesante aportación en Informe Semanal. Por Ángela Rodicio.
P.D.: Jefe, lamento ponerla por arriba, pero me obliga el calendario...

viernes, 26 de febrero de 2010

El jefe, y punto

"En España nos faltó la guillotina".
"España es un país gozosamente inculto".
"La ley de Memoria es poner una pistola en la mano de un país inculto".
"Que un político analfabeto, sea del partido que sea, que no ha leído un libro en su vida, me hable de memoria histñorica porque le contó su abuelo algo, no me vale de nada".
"Quien haya leído Historia de España sabe que aquí todos hemos sido igual de hijos de puta".
Señoras, señores, con ustedes el grande entre los grandes (con los amores no hay matices), don Arturo Pérez-Reverte. Hoy en El Cultural, el miércoles en las librerías con El asedio.

jueves, 25 de febrero de 2010

Resistencia

Entre tanto mal que asedia al periodismo, a veces nos olvidamos de las cosas buenas que le pasan al oficio. Por ejemplo, que la crónica se ponga de moda. Viva la resistencia, y que dure.
P.D.: y felicidades a Morenatti, aunque creo que más que medallas, lo que quiere es acción.-

miércoles, 24 de febrero de 2010

Retorno a Montecristo

PRIMERA PARTE
EL CASTILLO DE IF
Capítulo primero: Marsella. La llegada.-


"El 24 de febrero de 1815, el vigía de Nuestra Señora de la Guarda dio la señal de que se hallaba a la vista el bergantín El Faraón procedente de Esmirna, Trieste y Nápoles. Como suele hacerse en tales casos, salió inmediatamente en su busca un práctico, que pasó por delante del castillo de If y subió a bordo del buque entre la isla de Rión y el cabo Mongión. En un instante, y también como de costumbre, se llenó de curiosos la plataforma del castillo de San Juan, porque en Marsella se daba gran importancia a la llegada de un buque y sobre todo si le sucedía lo que al Faraón, cuyo casco había salido de los astilleros de la antigua Focia y pertenecía a un naviero de la ciudad..."


Alejandro Dumas, El conde de Montecristo.-

martes, 23 de febrero de 2010

Fiesta en la tierra del dolor

GILO (ISRAEL) 23/02/2010.- Niños israelíes disfrazados para la festividad de Purim, el "carnaval judío", juegan junto a una barrera de seguridad en el barrio de Gilo cerca de la ciudad cisjordana de Belén, hoy, martes 23 de febrero de 2010. EFE/Abir Sultan

Un premio merecido

AND-COMUNICACIÓN-PREMIO
La periodista Mónica Bernabé, galardonada con premio Julio Anguita Parrado
Córdoba, 23 feb (EFE).- La periodista española Mónica Bernabé ha obtenido el Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado, según ha acordado por unanimidad el jurado de este galardón, que reconoce su trayectoria profesional comprometida con la defensa de los derechos humanos en zonas en conflicto bélico.
El jurado del concurso, promovido por el Sindicato de Periodistas de Andalucía, que ha hecho hoy público su fallo en Córdoba, ha destacado la labor social de Bernabé, ya que combina su profesión con la defensa de los derechos humanos en zonas de conflicto.
Los miembros del jurado también han valorado la implicación y el compromiso que Mónica Bernabé mantiene desde hace diez años con la población de Afganistán, especialmente con las mujeres afganas, así como su trabajo en pos de la justicia transnacional, y la necesidad de incluir los crímenes de guerra y las violaciones de los derechos humanos en el debate que la comunidad internacional mantiene sobre Afganistán.
Mónica Bernabé (Barcelona, 1972) destaca por su trayectoria profesional en medios de comunicación escritos y audiovisuales y publica la mayoría de sus trabajos en el diario El Mundo, aunque también colabora en las revistas Tiempo, Woman, Mia, Lonely Planet, El Temps, y Maginaria.
En televisión y radio, trabaja para Radio Nacional de España (RNE), RAC 1 y Canal Sur TV.
La periodista de la sección internacional de Televisión Española, Pilar Requena ha destacado la similitud de Mónica Bernabé con el desaparecido Julio Anguita Parrado -fallecido en 2003 durante en la guerra de Irak- así como "su compromiso personal más allá del periodismo".
Requena, que ha telefoneado esta mañana a Bernabé para comunicarle el premio, ha dicho que "dentro de la humildad que caracteriza a la periodista", ésta se ha mostrado "muy contenta y sorprendida por el galardón".
Por otra parte, la secretaria general del sindicato de periodistas de Andalucía (SPA) en Córdoba, Ana Romero, ha mostrado su preocupación por la situación de "precariedad" del sector periodístico, un ámbito en el que se está "abusando de los becarios", "despidiendo a profesionales y cerrando empresas", y ha pedido a los poderes públicos que destinen ayudas a la prensa para el mantenimiento de los puestos de trabajo. EFE
mlo/avl/ja

Realidad, según y cómo

“… Y desde entonces, últimos de julio del 36, pertenecí al Sindicato de Escritores y Periodistas Antifascistas de gacetillero, trabajando para El Sol, redactando noticias que si yo te contara… pero había que vivir, así que mejor no te cuento lo alejado de la realidad en que tuve que reconvertir algunas noticias, sobre todo en cuanto a lo que a noticias del frente se trataba…”
Del blog de Amós López Bejarano, un regalo de la maravillosa Inmaculada Ramírez (¡te echamos de menos!).-

miércoles, 17 de febrero de 2010

No hay más que hablar

Se llama Dolores Delgado y es fiscal en la Audiencia Nacional. Habla tan claro que no hay más que decir. Sus argumentos me animan a pensar aún con más fuerza lo que decía líneas más abajo: lo de Garzón, más que una estrellada, ha sido una aplicación personal (y posible) de la ley. Disfrutad con ella.

lunes, 15 de febrero de 2010

Así se empieza un lunes

Mi Aleti le gana al Barcelona de Messi (mis condolencias, maestro Bocanegra) y Celda 211 arrasa en los Goya (especialmente, ese Malamadre-Tosar espectacular que ya sería el malo de culto si la peli fuese de Hollywood). Mucho bueno en muy pocas horas. Nada. Alegrías de mitómana para ir tirando.

sábado, 13 de febrero de 2010

Grande, grande, grande

Porque en la vida y en el oficio es bueno decir siempre lo que se piensa y se siente, sin cortapisas. Porque hay quien lo hace, además, con maestría. Porque la echo enormemente de menos y porque una pieza así le alegra la mañana a cualquiera. Por eso y por nada, porque no hace falta buscar excusas, gracias, maestra. Así se cuenta lo que pasa. Qué arte.

Las noticias, la vida

World Press Photo ha hecho públicos sus galardones de este año. Hay de todo: soldados en calzoncillos disparando a los talibanes, ex soldados con media cabeza destrozada auxiliados por sus madres, casas de Gaza sin techo por obra y gracia de Israel, retratos de niños, relatos de paz y de guerra, de beisbol y de barbacoas. Es la vida, que se cuela en las noticias todos los días. Pietro Masturzo (Italia) ha ganado la Foto del Año con esta toma que muestra a varias mujeres protestando en una azotea de Teherán (Irán) tras las eleciones presidenciales. No lo voy a glosar mejor que Navia, así que en sus manos os dejo. Enhorabuena por tanto periodismo bien hecho.

jueves, 11 de febrero de 2010

Garzón

La justicia dirá. Es la máxima sobre la que tratamos de levantar cada día nuestro mundo. Si lo dicen los jueces es cierto, es bueno, es así. Pero hay veces en que se detectan fallas en el sistema, y todo parece menos garantista, menos limpio. No hablo de sentencias injustas, de inocentes condenados, de vidas aniquiladas por un dictámen erróneo. Lo que me amarga estos días, vaya cosa, es el proceso al juez Garzón. En este país de negros y blancos, o se le quiere o se le odia. Creo que estoy más en el primer bloque, pese a que el brillo de la estrellitis moleste notablemente. Aún así, creo que es más lo bueno que nos ha dado (terrorismo, derechos humanos, narcotráfico) que los disgustos por su afán de protagonismo. Pena que coqueteara tanto con los políticos (no me gusta el binomio partido-justicia). Pero su persecución es insólita: lo ataca un sindicato del que todos sabemos su procedencia e ideología, con todo su derecho, evidente, pero que busca un ajuste de cuentas absolutamente visceral. Lo procesan por intentar investigar lo que ocurrió en la Guerra Civil. ¿Que no era competente? Bueno, eso lo dijo la Audiencia y listo, aunque ahora son los jueces provinciales los que tampoco quieren investigar, porque el tema les arde en las manos. El Supremo debe decidir quién es el competente. ¿Por qué no dejar que se dirima el conflicto entre profesionales? No se arregla con Garzón en el balquillo, con esa foto que dará la vuelta al mundo, que no entenderán los que se beneficiaron de sus investigaciones en Chile o Argentina. Igual no es condenado por prevaricación, pero con que sea apartado de su carrera, el daño estará hecho. Un juez valiente menos, un curioso menos que pasea por el pasado. Que pregunten a las familias de los represaliados, que escuchen al fiscal. Y que lean, por ejemplo, el libro que publicó con el enorme Vicente Romero. Ahí hay argumentos que tumban a cualquier sindicato.

jueves, 4 de febrero de 2010

Amén

Parece que a los jefazos del periodismo se les ha subido la fe a la cabeza. Si llama Obama, allá que van. Viva la hipocresía...

miércoles, 3 de febrero de 2010

El tesoro Magnum

Dell ha comprado el fondo gráfico de la Agencia Magnum. 71 millones de euros, y poco me parece por los tesoros que guarda (Robert Capa, no hay más que decir). Dicen los expertos que garantiza su supervivencia y su accesibilidad y aumentará la calidad en nuevos soportes y formatos. ¿Es así, o un blindaje tecnológico con el que hacer dinero? Veremos las consecuencias.
P.D.: La foto, un soldado norteamericano cae abatido por un francotirador alemán. El último disparo antes de la rendición de Berlín. Robert Capa.-

sábado, 30 de enero de 2010

Compromiso

Anoche Aute cantó en Segovia para lograr fondos para Haití. Hoy el Telediario me ha traído un cachito de esta canción, y aquí os la dejo. Poesía, canción, compromiso. Que nunca tome asiento el pensamiento. Feliz sábado.

viernes, 29 de enero de 2010

Un ejemplo


Lucía Cobos y Nuria Lupiáñez. Las conozco desde siempre, a una por infinitas ruedas compartidas, a la otra por pasillos caminados a la par. Ambas forman Edere, una aventura periodística que demuestra:

a) que se puede ejercer el oficio con dignidad.

b) que se puede trabajar sin que otro te mande.

c) que el periodismo cultural (literario) tiene futuro, que interesa y hasta puede ser una manera de comer caliente a diario.

Su pasión, su inteligencia y sus ganas las están haciendo cosechar premios y, sobre todo, cariño y respeto en el oficio. Luque os lo contó mejor que yo. Aquí no resta más que la referencia y el aplauso. Así se recupera la fe en esto que hacemos. Felicidades.
P.D.: La foto, de Antonio Acedo.-